Adivina quién soy Book Cover Adivina quién soy
Adivina quién soy
Megan Maxwell
Romántico, erótico
Esencia
25 de Marzo de 2014
ebook

Yanira trabaja de cantante en los hoteles de Tenerife. Está soltera y vive rodeada por su familia. Su vida es plácida y en cierto modo acomodada. Pero a Yanira le gusta experimentar cosas nuevas, y decide adentrarse en el mundo de los intercambios de pareja. En uno de los bares que frecuenta conoce a un italiano que le enseñará que el sexo va mucho más allá de lo que ella conocía hasta el momento. Un año más tarde se traslada a Barcelona y comienza a trabajar de camarera en un crucero de vacaciones llamado Espíritu Santo. En el barco también está Dylan, un atractivo empleado de la sección de mantenimiento que apenas le hace caso, a pesar de las continuas sonrisas de Yanira. Lo que ella no sabe es que la observa más de lo que cree, y a pesar de los malentendidos que surgen entre ellos, la atracción se hace latente y acabarán encontrándose y compartiendo un sinfín de juegos morbosos, divertidos y sensuales.

Adivina quién soy – Megan Maxwell

meganBuenas tardes a todos, espero que estéis disfrutando de un buen fin de semana, hoy os traigo la reseña de Adivina quién soy, un libro de Megan Maxwell que me ha decepcionado porque había puesto en el quizás demasiadas expectativas.

No sé cómo hacer la reseña porque ya me he terminado el segundo libro y se me hace un poco difícil no mezclar, pero empezaré diciendo que el libro podía haber estado mucho mejor si no hubiera estado tan recargado y cada dos páginas empezara una historia nueva.

No me ha dado tiempo a disfrutarlo porque cada vez había un tema más y al final me he terminado cansando porque lo que no puede ser, es que a un personaje le pasen tantas cosas y casualmente todas buenas.

Voy a empezar hablando de Yanira que es el elemento principal de esta novela, la conocemos estando con Sergio, una persona aburrida y que no le da el sexo que ella necesita, por eso y por muchas cosas más se pone fin a la relación, Yanira que es de emociones fuertes empieza a ir a un local de intercambio de pareja y allí conoce a un hombre y se divierte, encuentra trabajo cantando que es lo que ella quiere, y lo deja para embarcarse en un barco de cruceros solo porque su amiga se lo pide (ahí es cuando pienso yo, valiente imbécil) después de esto, Yanira que es todo suerte a lo largo de las dos novelas, empieza trabajando en el restaurante y mira tú cosas de la vida, termina cantando, conoce a productores musicales importantes que terminan siendo sus cuñados  y al final se convierte en una estrella mundial que todos adoran sin más problemas que discusiones con su marido por las portadas de las revistas, ni un solo problema, ni un solo imprevisto, se ve que la suerte es para el que la tiene y no para el que la busca. Y por cosas así de esta novela no me he creído nada.

Yanira es una persona soberbia, es un huracán porque ella lo dice y está endiosada porque se cree que tiene motivos, malas contestaciones y descaros como si ella fuera la reina del lugar, lo mismo da contestar a un jefe que a un suegro, que a una persona que acabas de conocer, no me puedo creer que una persona así no tenga problemas. A este libro le ha faltado un poco emoción real.

Otro personaje es Dylan Ferrasa, un importante médico que con tal de huir de su familia se pone a trabajar en el mantenimiento de un barco donde ni la prensa le encuentra, otro sin sentido, si quieres huir de tu familia te vas a la India a seguir trabajando de médico, no te metes en un barco con empleos de verano, pero bueno, cada uno con su vida hace lo que quiere. He de decir que dentro de todo lo malo, es el mejor personaje.

La historia de Yanira y Anselmo me parece patética a más no poder, la cuestión es que Anselmo, esta amargado y se cree con derecho a despreciar a amargar a todos los que se rodean, y Yanira, que no es nadie, le presenta batalla y se atreve con cosas que yo desde luego por principios básicos de educación no haría.

No es que yo piense que hay que dejarse pisar, pero es que creo que se necesita ser muy maleducada para alojarte en casa de alguien y ser así con él, no hace falta que se sea uña y carne como terminan siendo, pero por lo menos una relación de cordialidad a mí me habría bastado, porque en este pasaje no me ha decepcionado una vez más Yanira con su mala educación que a esas alturas del libro no me habría sorprendido nada, me ha decepcionado Dylan, por consentírselo, estoy muy desanimada de esta historia y espero que el siguiente libro de Megan Maxwell me guste tanto como me gustaron los primeros que leí de ella.

Por cosas como esta la novela me ha decepcionado un montón, y no me la he terminado de creer, un personaje en el que todo en su vida es un camino de rosas y todo es tan fácil, siento decir que una cosa es tener suerte, y otra cosa es que en tu vida no existan los problemas, entiendo de sobra que esto es un libro, que no tenemos por qué leer historias basadas en hechos reales, pero así como los libros de Valeria o Martina de Elisabet Benavent, o los otros libros que me he leído de Megan, me han encantado precisamente por la facilidad de lenguaje y la sencillez de los personajes, con sus virtudes y defectos, sus problemas y sus aciertos, en este libro no he encontrado nada de eso.

La manera de escribir de la autora es otra cosa que no me ha gustado, siento si mis palabras son bruscas pero es que ya había leído otras obras de Megan Maxwell y me habían encantado, y en este todas mis expectativas se han venido abajo.

Creo que un escritor debería tener en cuenta cuando escribe la manera de hablar de los personajes, no digo que su novela está ambientada en Londres la escriba en inglés, pero que los canarios y los peninsulares no tenemos la misma manera de hablar refiriéndome en algunas palabras es sabido por todos, es por esto por lo que creo que la autora no ha sabido encajar el lenguaje y ha metido “mi niño” o “muchacho” donde no pegaban ni con cola.

Lo mismo para los latinos, que hablan más español que otro poco, salvo por un insulto que cuela en la novela y por qué había que hacer drama de él que, si no, tampoco.

Ya que estoy con el lenguaje, criticar que me ha parecido muy vulgar y soez, vale que sea un libro erótico, pero eso de colar pasajes de sexo salvaje en todas partes se pasa de castaño oscuro y no te deja disfrutar de la historia en sí porque se hace cansina y repetitiva.

Como conclusión final quiero decir que jamás pensé que yo haría una reseña tan sumamente negativa de un libro, no voy a decir que no se merezca ser leído ni mucho menos, cada uno tiene sus gustos y a lo mejor hay a personas que le encanta, solo que me da rabia haberlo empezado con ganas e ilusión y haberlo terminado a duras penas de lo repetitivo que me estaba pareciendo.

Mi nota

En breve os traeré la reseña de Adivina quién soy esta noche, que será, muy a mi pesar parecida a esta, y espero leerme los demás libros de Megan Maxwell que como autora me parece que tiene un 10 y venir a escribir lo mucho que me han encantado.

Sin nada más que añadir me despido y os deseo un buen Domingo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here