Entrevista Tery Logan

Hoy contamos con la entevista de Tery Logan, aquí os la dejo, espero que os guste 😉relatos de una logan

Buenos días, Tery, en primer lugar queremos agradecerte que saques tiempo para nosotros y nos respondas estas preguntas que van a permitir que todos te conozcamos un poco mejor, empezamos con la entrevista.

Gracias a vosotros, el placer de contar con vuestro tiempo es mío.

¿Desde cuando escribes y como fue el comienzo?

Escribo desde los 30 años, justo después de mi divorcio, pues durante el proceso me apunté a clases de escritura creativa por aquello de “entretenerme” y aprendí tanto, y me enganchó de tal manera, que he tenido épocas de sequía muy largas, mucho más extensas que las creativas a lo largo de estos años, hasta que por fin hace un par de años cogí el sendero y ya no me he apartado de él. El escritor lo lleva dentro pero se hace, y sin disciplina y voluntad, no es posible.

¿Cómo te definirías como escritora?

Mitad clásica, mitad moderna. Polifacética tanto en los géneros como en los temas que trato, siempre de gran profundidad moral o emocional, porque me gusta contar historias con calado y que lleguen al lector, que entretengan pero hagan pensar y al finalizar la lectura sonrías porque te has vuelto cómplice de los personajes y sus historias.

¿Qué es lo que más te gusta escribir?

Crimen, suspense y estilo negro, pero también humor (es lo que más trabajo en microteatro) y, en contrapunto, el realismo también me tira cuando escrito relato y el drama (principalmente en cortometrajes pero también en relato).

¿Tienes alguna rutina para ello?

La única rutina que me marco es escribir un poco cada día. No desconectar nunca de la escritura, al menos de corazón. Siempre llevo una libreta encima o anoto ideas que se me ocurren en el móvil, porque como escritora, las 24 horas del día son fuente de inspiración. Cuando estoy centrada en un escrito concreto, escucho música que me evoque la emoción que necesito para meterme de lleno en la historia. A veces se pasa mal, pero necesito meterme en la piel y en la mente de los personajes. Imagino que es un proceso parecido al de los actores cuando tienen que interpretar.

¿Compaginas la escritura con algún otro trabajo?

Sí. Trabajo para la administración pública desde hace 10 años.

Si es así, ¿lo consideras difícil?

Bastante. No ya por el hecho de compaginar horas al día, de organización como tal, sino de energía. Nuestra herramienta son las manos, nuestro motor es la cabeza pero la fuerza incandescente es el alma, nuestra esencia, y ahí es donde radica la energía. Tienes que estar focalizado (ojo, no obsesionado), pero sí comprometido con la escritura si quieres hacer carrera como escritora, profesionalizarte y que se convierta en tu oficio. Es un proceso, un entrenamiento y una forma de ser y de vivir.

¿Crees que es un trabajo agradecido?

Pues a veces sí y otras no. Cuando tus lectores te dan las gracias, te comentan que han reído o han llorado con tus historias, que se han quedado con ganas de más, te animan, te apoyan, y esperan que lances tu próxima publicación porque ya eres una escritora de referencia para ellos, es sencillamente precioso. No olvidemos que los lectores y los espectadores son la parte indispensable para que los escritores y guionistas sigamos creando. Una cosa es lanzar una publicación y otra muy diferente es hacer carrera a nivel profesional como escritora consagrada. A ello es a lo que yo aspiro.

¿Cómo definirías “Relatos de una Logan”?

Como historias ágiles, rápidas y finales sorprendentes con personajes muy reales, que sienten en extremo, algunos muy cansados de luchar y otros con mucha fuerza por vivir. Diría que se trata de la vida misma, vista desde diferentes prismas: humor, drama, intriga, encuadradas perfectamente en contextos extensibles a cualquier parte del mundo, ya que, en resumidas cuentas, el libro trata de personas y de sus emociones.

En las entrevistas siempre pregunto al escritor, qué quiere que le preguntemos al siguiente que colabore con nosotros, Alberto Guaita, nos ha propuesto como pregunta la siguiente: ¿En qué momento sentiste que debías escribir?

En el momento en el que mi “contraparte”, es decir, mis lectores, me lo pidieron y entendí que no eran palabras vacías ni meros halagos, sino realmente una necesidad de ver la vida a través de mis historias, como yo también la veo a través de los libros de mis autores favoritos. Los escritores escribimos para que nos lean, no por ego ni capricho, sino para establecer un canal de comunicación creativa con cientos o miles de personas, que sirva como base cultural y de entretenimiento pero también emocional-afectiva.

Y ahora obviamente es tu turno jeje ¿Qué quieres que le preguntemos al siguiente escritor?

¿A qué escritor/a admiras y por qué?

Respecto a tu obra te quiero felicitar porque hay relatos muy buenos, de los cuales yo me atrevería a pedirte una larga novela, como del relato de “La providencia” por ejemplo, que ha sido de mis favoritos, y de los que me ha dejado con ganas de más. ¿Harías alguna novela basada en un relato de los que traes en “Relatos de una Logran”?

Pues muchas gracias, Carmen, es un enorme halago sin duda. Si, ¿por qué no? Aunque confieso que ya hay una novela gestándose que nada tiene que ver con ninguna de estas historias con la que me lanzo al género policiaco detectivesco, con una docena de personajes y tramas misteriosas y divertidas en la Escocia victoriana del siglo XIX que llevará por título “Morir dos veces”. También estoy preparando otra recopilación de relatos negros, un total de cuatro, más extensos que los que conforman “Relatos de una Logan” cuyo título por ahora es aún secreto. De momento, y volviendo al libro, hay opción de llevar a cortometraje “Salsa de arándanos” y “Dulacán” (este último en animación) y como primicia, te cuento que “Enamora2.0” se va representar en microteatro en Madrid próximamente.

Quiero decirte que me ha encantado la manera de describir los lugares y los personajes ¿Cómo se te ocurren estas historias y consigues narrarnos unos espacios en sintonía con unos personajes realmente buenos?

Caray, pues gracias de nuevo. Soy muy concisa y sutil a la hora de describir, no me gusta extenderme. De eso soy consciente. Quizá mi faceta como guionista ayude a encuadrar directamente el espacio, el tiempo y la historia sin “perder tiempo”. El relato no da segundas oportunidades, no es como la novela, que puedes ser permisivo durante las primeras páginas de lectura para decidir si continúas o no si no sientes que te engancha. El relato atrapa en el primer párrafo y no el lector no será condescendiente contigo si no le llevas por una buena narración con firmeza y seguridad hasta un final sorprendente. Si se siente perdido o defraudado, has perdido al lector y has fracasado como escritora.

¿Ha sido difícil la creación de los mismo?

En algunos casos sí y en otro no. A veces tienes clarísimo el argumento pero no los personajes, otras dibujas a la perfección a los personajes pero no sabes bien qué trama generarás alrededor suyo, o a veces tienes la idea de trasfondo o la emoción que quieres plasmar pero careces de pistas sobre la historia o los personajes.

¿Cuál es tu relato favorito y por qué?

“Sangre y alas” es mi favorito. Es el último del libro por un significado concreto y es que es el último que escribí. Fue un atrevimiento, un ir más allá, animada para transgredir el realismo que inicialmente me caracterizaba. Me apetecía coger un rumbo más negro, más tétrico, y ver hasta dónde podía llegar. Los escritores, como el resto de los mortales, nos tenemos que plantear retos y llevarlos a cabo para hacer nuestro círculo de confort, creativo en este caso, más y más grande, y poder dar así lo mejor de nosotros mismos, pues tenemos un compromiso para quienes ya nos leen y es escribir con excelencia.

¿Hay algún personaje que te guste en especial? ¿Cuál?

¡Uy, qué difícil! Roberta, por ser valiente y fuerte, Sherlton Figs por ser refunfuñón con una paciencia infinita, Martin y Will por su ternura y Jack Webber y Harold Bathory por su heroicidad.

En el libro, colaboras con otros autores puesto que todos los relatos no son tuyos, ¿Cómo definirías la experiencia?

Gratificante, siempre. En “Los crímenes de Meridam´s Dock” participa un gran escritor, Roberto de Luis Moreno, con el que he escrito más textos anteriormente y siempre nos resultó fácil el tándem, porque cada uno tenía puntos fuertes muy diferentes a los del otro, pero sin embargo, complementarios. El relato invitado “La luz de mis ojos” está escrito por mi hermana, lo cual me pareció un guiño bonito hacia ella, ya que el prólogo está dedicado a mi padre, y era una manera bonita de cerrar el círculo.

Y ya para acabar una última pregunta que me gusta formularos y un pequeño test:
¿Qué les dirías a todos aquellos escritores que están empezando y que, por unos motivos u otros, no se deciden a publicar su novela?

Que si creen en su trabajo y en sí mismos, no persistan. El camino es largo pero si no se camina, nunca se llegará. Que pregunten y contrasten, que no se queden con dudas, porque nadie nace sabiendo sobre el mundo editorial. Que sigan los consejos de los que ya han publicado, sin dejar a un lado su intuición, pero que se sirvan de las experiencias ajenas y vean a otros escritores como colegas y no como competidores. Somos un gremio, no un batallón.

Test:

Libro: El silencio de los corderos
Película: Tomates verdes fritos
Hobbies: Museos, exposiciones de fotografía, teatro, microteatro, monólogos, series, cine, lectura, buenas conversaciones, naturaleza y perros.

Bueno chicos, pues aquí os dejo la entrevista integra, espero que os guste y os resulte interesante 😉

¡¡Un saludo y que paséis un buen fin de semana!!

¡¡Abrazos!!

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aqui tu nombre