“Valeria al desnudo” (cuarta y última parte de la tetralogía de Valeria)
Elisabeth Benavent
Suma de letras
Noviembre de 2013
Papel y eBook
543

Como os comenté en la anterior reseña fue terminar la tercera parte de esta tetralogía y ponerme con la cuarta porque necesitaba saber más de estas historias, de las vidas de nuestros personajes, así que en menos de una semana ya la acabé, la leí con ansia, con prisa, necesitaba saber cómo iba a terminar la historia de Victor y Valeria, aunque a medida que pasaban las hojas, me daba pena ver que el final estaba cerca y que además era definitivo.

Argumento

Como os he dicho en reseñas anteriores me resulta súper complicado hablar del argumento sin sacar nada a la luz asique por favor antes de seguir, si no habéis leído los libros anteriores, empezad con ellos, o ir directamente a las conclusiones finales y a las impresiones, aunque en las impresiones probablemente os destripe algo, si seguís leyendo es bajo vuestra responsabilidad 😉

Valeria sigue con Bruno y la relación va en serio, él va a Madrid por cuestiones de trabajo, ella viaja algunos días a Asturias e incluso conoce a su hija, pero Bruno quiere más, es un hombre que quiere terminar de centrar su vida y necesita más compromiso por parte de Valeria hasta tal punto que le pide que deje todo y se vaya con él a Asturias.
Mientras tanto Victor quiere a toda costa ser amigo de Valeria, y lo intentan, pero a Valeria se le hace súper complicado porque sus sentimientos siguen ahí, se atraen muchísimo y la sensación que causan el uno en el otro es evidente.

Lola sigue con Ray, pero desde que ascendió en el trabajo y conoció a su nuevo jefe, no se lo quita de la cabeza, su jefe le atrae, le pone y siendo como es ella le gustaría llegar a más, ella no está acostumbrada a tener tensiones sexuales sin resolver, pero no quiere hacer daño a Ray, encima su jefe no para de intentar ligársela lo que hace que todo le parezca mucho más difícil.

Gonzalo es un precioso bebe que acaba de nacer como fruto del amor de Carmen y Borja, le adoran, además ella ha retomado su vida laboral con muchas ganas, y está muy contenta a pesar de las dificultades que lleva conciliar la vida laboral y la vida familiar.
Como consecuencia de un descuido tienen un imprevisto muy grande que los pilla muy desprevenidos sobre todo a Carmen, y ella se viene abajo, pero Borja es puro amor y está ahí para apoyarla en todo.
Nerea ha cambiado mucho, evoluciona cada día mas como personaje convirtiéndose en “Nerea la templada”. ¡Hasta esta enrollada con un fotógrafo que trabaja en las bodas que ella organiza! Y eso que ella misma reconoce que no es su tipo, pero cae rendida a su encanto, le atrae muchísimo, y durante un tiempo (Breve) mantienen una relación que no va más allá de lo sexual por que Jorge, no quiere compromiso de ningún tipo.
En general podemos decir que las historias de las chicas se mantienen, Lola tan divertida como siempre, Carmen tan cabal y Nerea poco a poco, demostrando todo lo que vale y lo que puede llegar a ser, demostrando que tiene sentimientos, que no está programada.

 

Éstas son mis impresiones

Empezare diciendo que este libro mantiene el nivel de los anteriores, después de cuatro entregas seguimos ante una lectura clara, sencilla y divertida, que nos va pidiendo página a página un poco más, tiene un final bien cerrado que hace que acabes el libro con pena porque la historia ha llegado a su fin, y a la vez muy contenta porque sabes que ha sido de todos los personajes después de cierto tiempo, no queda suelto ni Adrián, que en este cuarto libro apenas sale.
Este libro es tan bueno como los anteriores y es el que más me ha gustado porque por fin Valeria y Victor, maduran y consiguen encontrar el uno en el otro lo que quieren, expresan sus sentimientos, y es que, desde la primera entrega, podemos saber que están hechos el uno para el otro. Por momentos pensé que Valeria se iría con Bruno y se me caía el alma a los pies, porque si hubiera echo eso tendría una vida vacía, que vamos a hacerle, soy una romántica.
Me mosqueaba sobremanera que Valeria tomara el camino fácil queriendo irse con Bruno a Asturias porque era creía que era la mejor opción con un hombre que la quiere sin complicaciones, pero es que ella a Bruno no le quería NADA, desde mi punto de vista solo sexo, y un autoconvencimiento súper cansino, porque ¿Qué es la vida sin amor? Menos mal que Valeria opta por escuchar a su corazón y deja de intentar hacer las cosas de una manera racional.
Según he ido acabando el libro sentía la necesidad de acabar para ver el bonito final que yo esperaba y así fue.

La entrega empezaba con Valeria y Bruno pasando por un buen momento en la relación, a mí que Bruno es un personaje que no me ha gustado, que en todo momento me ha parecido egoísta y una persona yoyo (yo tengo mi vida en Asturias, yo tengo mi hija allí, Blablablá) como podéis imaginar yo lo que quería era que Valeria fuera sincera consigo misma y le dijera las cosas como son, que sí que Bruno está bien si quieres pasarte la vida haciendo ganchillo en una mesa camilla esperando a que sus horas de inspiración pasen mientras tú te encargas de cuidarle a la casa y a la niña, y que nada más, que no esperes que él vaya a una fiesta de cumpleaños de una amiga tuya sin advertirte que su vida es súper mega híper importante y que eso no lo va a poder hacer siempre que tú quieras, porque está claro que Valeria esta todo el día pidiéndole que vaya a fiestas (Nótese la ironía).

Por hablar de la saga en general, puedo decir que es una de las más divertidas y entretenidas a la par que adictiva, se lee sola y ni te enteras, a mí por lo menos no me hubieran importado unas cuantas entregas más.
La culpa de que no me importase leerme tropecientos libros más de Valeria, la tiene la facilidad con la que se lee y el entretenimiento que esta novela ofrece.
Ya he comentado que lo que más me gusta a parte de las historias por separado es la bonita amistad que tienen las protagonistas, que no se rompe por nada, ante todo sinceridad, que consiguen que todo siga igual a pesar de los cambios, ellas se adaptan a todo, se acoplan a las circunstancias y eso es genial.
Que la autora nos enseñara que pasa 6 años después se agradece bastante porque eso deja el final más cerrado aún, cuenta como siguen las vidas de cada uno, hasta de Adrián y el hecho de que esta entrega acabe así a mí me parece un auténtico regalo.
Como no podría ser de otra manera esta novela tiene las mismas características que las anteriores narraciones en primera persona, lenguaje sencillo, muy actual, tono divertido…

Conclusión final

¡La saga me ha encantado, me ha hecho reír, suspirar, cabrearme, me ha dado que pensar…sin duda una de las mejores que he leído y que si vosotros aun no lo habéis hecho deberíais, un fuerte abrazo lectoras y lectores, Nos vemos en la próxima reseña!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here